Una de las reivindicaciones históricas de las asociaciones es poner en valor su aportación a la sociedad. Esta aportación tiene múltiples perspectivas:

  • A nivel colectivo, las asociaciones juegan un papel de transformación y mejora de su entorno en ámbitos determinados a partir de los objetivos de su actividad.
  • A nivel personal, la participación asociativa ayuda a crecer a los propios miembros de la organización y participantes. En el momento en que una persona se incorpora a una entidad desarrolla tareas en las que pone en funcionamiento sus conocimientos a la vez que adquiere nuevos aprendizajes.

El proyecto Actívate pone en valor estas dos vertientes de la aportación de la labor asociativa, y pretende ampliar su alcance. El proyecto Actívate es una oportunidad para que el tejido asociativo pueda demostrar su implicación social y su compromiso con la mejora de la empleabilidad de los y las jóvenes.